Búsqueda de blogs

CÓMO CUIDAR A UN PERRO SENIOR

Publicado25/01/2021

El pasado 25 de diciembre nuestro Botoncito murió. Se nos fue con la misma elegancia con la que vivió. Estaba bien para sus 16 añazos y, de pronto, se puso muy malito y en dos días se nos fue.

Botón era todo un señor con esos andares y ese pelazo. No era muy amigo ni de los perros ni de los hombres, pero a las mujeres nos tenía en el bote. Le gustaban los juguetes de perro grande y su ovejita. El melón le volvía loco hasta el punto de perder la educación, pero lo que más quería en el mundo era a mi madre.

No tengo dudas de que Botón fue un perro feliz al que quisimos y cuidamos con todo nuestro corazón. Que es ley de vida, también lo sabemos. Pero, aun sabiendo todo eso, el dolor que ha dejado es enorme.

Su muerte me ha hecho reflexionar mucho en este último mes, ¡ojalá vivieran tanto como nosotros! ahora mismo pagaría lo que fuera por tenerle a mi lado unos añitos más y echarnos esas siestas interminables. Pero, dejando a un lado la pena y los recuerdos que ahora son tesoros, su última etapa de viejito me hizo aprender muchas cosas que me parece interesante compartir con vosotros.

Los últimos años de Botón, ya como perro senior, fueron muy distintos a los primeros. Fue perdiendo agilidad, tenía sus achaques de señor mayor y, en especial en la última etapa, el carácter le cambió un poco. Me di cuenta de que cuidar y vivir con un perro joven no es lo mismo que un perro mayor o senior.

En este post os contamos los aspectos más importantes que hay que tener en cuenta cuando tu perro se va haciendo mayor. Me temo que esto ocurre mucho más rápido de lo que esperamos y estar informados espero que os ayude a adaptaros, a alargar un poquito más su vida si es posible y a disfrutar de esa etapa con la misma intensidad (o más) que al principio.

¿A partir de qué edad se considera que un perro es Senior?

Cada perro es único y depende del tipo de vida que haya tenido y los cuidados que haya recibido envejecerá antes o después, pero sí podríamos hablar de una media de entre los 7 y 9 años en perros de razas medianas o grandes y de hasta los 10 u 11 años en razas pequeñas.

En casos como los perritos adoptados de los que no sabemos 100% la edad, hay algunos indicadores que delatan que nuestro peque se hace mayor y por lo tanto hay que empezar a tomar las medidas necesarias para que su calidad de vida no empeore.

  • Esos pelitos blancos que empiezan a poblar su hocico, sus patitas y otras partes de su cuerpo. ¡Bienvenidas canas!
  • Muchos empiezan a bajar el ritmo: Caminan más despacio, necesitan más tranquilidad en sus paseos y tienden a buscar más nuestros mimos.
  • Dolencias de diferentes tipos que iremos desarrollando a lo largo del post.

Pero algunos síntomas no se dan en todos los perritos, por eso es muy importante no faltar a las citas con su veterinario y estar muy pendientes a su evolución.

¿Cada cuánto hay que hacer chequeos veterinarios específicos? ¿Qué tipo de pruebas nos pueden mandar?

Es importante que a partir de los 7 u 8 años de tu perrito te plantees llevarle a hacer chequeos rutinarios más habituales independientemente de si está enfermo o no.

La frecuencia la determinará tu veterinario porque como decimos ¡cada perro es un mundo!

Pero es importante que sepas qué dolencias puede acusar tu perro sobre todo para poder prevenirlas y ponerles el tratamiento adecuado.

  1. Dolencias articulares: Como la displasia de cadera es muy habitual en perros de raza grande como los pastores alemanes, rottweiler, golden retriever. La artritis y la artrosis, por ejemplo, también pueden sufrirla perros de raza pequeña o mediana. Es bastante dolorosa y les complica sobre todo caminar.

  2. Problemas de visión como cataratas y ceguera. Lo notarás porque sus ojos se irán volviendo azulados. En perritos con diabetes es más habitual que ocurra. Así como el sobrepeso, de ahí la importancia de cuidar su alimentación.

  3. Algunos sufren pérdida de oído y olfato. 

  4. Problemas gástricos: No todas las comidas le sientan bien. Muchos tienden a comer menos y sin embargo otros pueden desarrollar algo de sobrepeso por la falta de ejercicio. Esto lo trataremos con detalle en el apartado de alimentación.

  5. Disfunción cognitiva, o lo que en personas conocemos como demencia senil. Se nota sobre todo porque se desorientan, duermen mal y puede que les cambie el carácter volviéndose más gruñones y quejicas.

  6. Y por supuesto no debemos descuidar en ningún momento su salud dental. Así evitaremos posibles infecciones.

Higiene dental ¿Cómo cuidar la boca de mi perro senior?

Para que cuando nuestro perro sea viejito disfrute de una buena higiene dental es muy importante cuidarla de cachorro. Si lo has adoptado de mayor, no olvides incluir su boca en los chequeos rutinarios.

¿Pero cómo? Pues cepíllale los dientes (siempre que se deje, ¡claro!) a diario. Si es misión imposible, procura darle “chuches dentales” para refrescar el aliento y también que le ayuden a limpiar el sarro acumulado. 

Entre los productos que puedes utilizar para el mantenimiento de la dentadura de tu perro senior están

  1. Mordedor de asta de ciervo, disponible en nuestra tienda, ideal para limpiar los dientes de nuestro perrito, y a la vez aportarles nutrientes como el calcio. Es muy recomendable que los perros cuenten con un mordedor asta de ciervo para jugar regularmente.
  2. Pastas de dientes, en forma de crema o de spray, este último formato, en caso de que vuestro perrito no se deje limpiar los dientes fácilmente.
  3. Algas Plaque Ex, de Dr. Clauder, que, utilizado como suplemento a la dieta de nuestro perro, combate el sarro y la placa y aporta una mejor higiene oral.

¿Existe una alimentación específica para perros senior?

La respuesta es un rotundo sí.

Esta es una parte importante y que sabemos os preocupa bastante. Por eso hemos querido hacer un apartado especial sobre la alimentación en perros senior. En esta otra entrada ya os hablamos un poquito de la importancia de la alimentación. Una alimentación adecuada cuando se va haciendo mayor puede ser la mejor medicina preventiva.

Ten en cuenta dos cosas: El cuidado de su cuerpo y el cuidado de su mente.

Es vital que nuestro perro tenga un peso adecuado a su tamaño y raza. Eso le facilitará el día a día y evitará que se resientan sus articulaciones.  Hay tres cosas que debemos tener en cuenta:

1) La ingesta de proteínas de alta calidad le ayudarán a mantener y reparar el cartílago de sus articulaciones. Antes hablábamos del deterioro cognitivo en los perros senior. Cuidar su alimentación ayudará también a frenar su deterioro mental.

2) Los antioxidantes son fundamentales para frenar el envejecimiento de los perritos senior.

3) Las cantidades, es otra cosa que debemos tener muy en cuenta. Como cada vez su actividad será menor y su ritmo en general más lento, no podrás darle la misma cantidad de comida. 

Si tienes en cuenta estos consejos, reducirás el riesgo de que tenga sobrepeso. Algo nada beneficioso para ningún perro en general.

¡Siempre en forma! Ejercicio físico y mental adaptado a sus necesidades

Aunque su tendencia será bajar el ritmo y la actividad, te animamos a que tengas una rutina de ejercicios para ayudar a la movilidad de sus articulaciones.

No se trata de obligarle a correr detrás de una pelota o un frisbee, es más bien aportar al menos 30 minutos al día de caminatas de calidad donde pueda trabajar el olfato, la relación con otros perros y mover esas patitas.

Hacerlo en diferentes terrenos mejor que mejor: arena, parque, asfalto, hierba…

Otro de los ejercicios que está bastante recomendado y a nosotras nos parece la bomba sobre todo para perros con dificultades de movilidad es el trabajo de rehabilitación en piscinas destinadas a este fin. El ejercicio en el agua es excelente para que tu mascota pueda moverse sin riesgo de sufrir ninguna lesión. Le hará sentirse un poquito más libre y ágil. ¡Además de la relajación que aporta el agua!

Pasar ese tiempo de calidad con tu perro será algo emocionante que agradecerás haber hecho en un futuro.

Como hemos repetido a lo largo de todo el post, la raza y las condiciones del perro van a determinar la cantidad de ejercicio diario que necesitará. Nadie mejor que su veterinario para orientarte en lo que mejor le viene.

Por ejemplo, un perro de raza grande necesitará, al menos, un paseo largo y de calidad al día. Si el perro es pequeño de tamaño, seguramente un paseo largo es demasiado para sus patitas, aunque siempre, siempre, siempre, hay que propiciar que se muevan y caminen.

Cuidado mental

Trabajar con juguetes interactivos es importante, porque como ya hemos mencionado, muchos perros senior presentan problemas cognitivos y tienden a perder la cabeza sintiéndose desubicados. Buscar juguetes que estimulen su mente es interesante, además para que estén entretenidos y evitar que se pasen el día durmiendo. Éstos no suelen requerir demasiada actividad física por lo que el desgaste es sobre todo mental, tales como la alfombra olfativa, los juguetes de inteligencia o los juguetes de la marca KONG.

Cuidados en casa

Su casa debe ser un lugar seguro para él. Se la conoce de arriba a abajo y aunque pierda vista y oído podrá recorrerla sin problema. Eso sí, procura no dejar cosas en medio para evitar que se choque con los objetos y pueda hacerse daño.

La cama donde pase los años de su vejez debe ser cómoda y mullida. Será el lugar donde más tiempo pase por eso asegúrate de que sea ideal para sus huesos y que pueda subir y bajar de ella con total autonomía. Si tu casa tiene escaleras, ten claro que vas a tener que ayudarle a bajar y subir.  

Si además a tu perro le chifla subirse al sofá y dormir una siesta acompañado (creo que este es algo común en todos), puedes ayudarle con un cojín, una caja, o unas escaleras blanditas, para que subir sea menos costoso para él y sobre todo para evitar que fuerce las patitas.

Y hasta aquí nuestras recomendaciones para el cuidado de vuestros abuelitos. No ha sido fácil redactar este post porque los recuerdos y la pena se amontonaban. Pero esperamos que os sirva de ayuda, al menos para ser un poquito más conscientes de que vuestro pequeño, el eterno cachorro, algún día se hará mayor. Como siempre os recordamos, en Mascoboutique no somos veterinarias, así que no dudéis en consultar con vuestro veterinario para dudas o problemas más específicos que creáis que puede tener vuestro perro.

 

Código QR

Ajustes

Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse